sábado, 15 de noviembre de 2014

Amalgama de funestos personajes
rociando de alcohol sus heridas
a horas intempestivas
a sabiendas de que pueden atarse al cuello
las riendas de su vida
y darle el puntapié a la silla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario