sábado, 29 de septiembre de 2012

26/4/2010

Veo jóvenes de trece años consumiéndose con el humo de su cigarrillo, a madres de dieciséis con dudas, a toxicómanos demasiado jóvenes desfalleciendo entre ruinas, a estudiantes amontonados en apartahoteles, a padres preguntándose qué será de sus hijos, a ancianos en vísperas de su muerte que pasean por el bulevar de sueños rotos... Creo en lo que veo y no veo nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario