jueves, 10 de mayo de 2012

Consumes y te consumes

El consumismo
te consume;
pero tú
sigues
con tu sumo
orgullo
en el que
te sumes
por ser
cliente
del mes.

Dime,
¿de qué
presumes?

¿Asumes
los cara al Sol
los lunes
de parados
aburridos
de echar currículos
en algún "super"?

¿O prefieres
los harapos
del niño
explotado

cosiendo
tu calzado?

¿Y si hablamos
de la muerte
de gente
inocente
en Oriente
a manos
de un contingente
de tropas beligerante
expertas en el arte
de quitarles
sus recursos
y su vida,
pero no su hambre
mientras crecen
los muros
y el alambre de espino
que se encumbra
ante cumbres
de bancos
y políticos
raquíticos
en el pensar
ético?

Pero prima
lo estético,
y eres feliz
porque
tienes
amplia gama
de tacones
de todos
los colores
y crees
que no
te falta
nada.

Y sí,
nada te falta
para que
te escupa
a la cara
que la felicidad
no viene
empaquetada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario