jueves, 23 de febrero de 2012

Desdén ante la nada

Mírate tu propio ombligo
pero no olvides
que éste orbita
en un mundo.

Ten tu propia luz

pero no olvides
irradiarla
recoveco 
tras recoveco,
de la famélica existencia
al ser más profundo.

Así que créete
ser nada
o ser todo,
-da igual-
porque mientras
dejes huella
alguien
seguirá
tu estela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario