martes, 10 de enero de 2012

Introspección

Suponte que tú eres
igual que un suicidio
en un viernes.
Superfluo.

En vísperas de cargar
el ansiado laurel
de fama y gloria.
Engañado.

Bajo el tácito yugo
pasando de puntillas
sin hacer ruido.
Manso.

Febriles ilusiones
etiquetadas en masa
bañadas en purpurina.
Alienado. 

Obertura mental
encerrada en mí
escudriñándome.
Introspectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario