lunes, 26 de diciembre de 2011

¿Soldado de una utopía?

Vosotros intentad barrer para casa,
que parias lo hacen entre la mierda
y de hacia dónde ya ni hablan.

Yugo de mi conciencia,
¿me dejarás solo?
¿En esta intemperie 
de soledad entre hombres,
de olvidados sin nombre
de infancia entre escombros?

Yugo, aplástame,
para que, ya extasiado, 
recobre nuevas ansias
de cambiar el mundo,
y mi tambaleante existencia
se torne firme
al abandonar la platea
de este teatro
donde se exhibe la pelea
entre el bolsillo y el sin plato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario