lunes, 26 de diciembre de 2011

Redención minúscula

Gasto suela entre aceras sucias y conciencias vacías.
Rebusco y rebusco, pero no encuentro nada.
Y sigo aquí,
inhalando dudas,
exhalando vida.

Sin saber por qué me arrastro. 
Sin saber por qué me rijo.

Escupes al suelo por no hacerlo en tu morada,
juegas al juego en que no vales nada,
me dibujas dioses y gloria
pero no sueños rotos
mas su trazo es fino
y a mí me sabe a poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario