lunes, 26 de diciembre de 2011

Decadencia

Se me exige que sea un alumno de notable rendimiento. 
Que crea en Dios o un símil que dé sentido a mi vacía vida.
Que obedezca las pautas sociales de conducta establecidas.
Que compre lo estipulado por la frívola sociedad de consumo.
Que agrade a todo el mundo aunque sea una práctica hipócrita.
Que escuche lo dictado por discográficas que solo buscan el lucro.
Que encaje en los modelos estéticos impuestos por grandes marcas. 
Que no tome drogas de las que el Estado no saque ningún provecho.
Que no practique el sexo por mero placer pero sí haga el "amor".
Que no lea poesía de Bukowski pero sí de San Juan de la Cruz.
Que no piense más de la cuenta para ser feliz con el rebaño.
Que cumpla leyes que no favorecen el Estado de derecho. 
Que siga aceptando esta vorágine que lleva a la debacle.
Que grite apasionadamente "Gol" pero no "Revolución".
Que esté abocado a trabajar en condiciones pésimas.
Que tenga que jubilarme con 67 años, ya muy senil.
Que vote PP o PSOE y aún crea en la democracia.
Que aplauda las bodas de monarquías ilegítimas.
Que me hipoteque de por vida por un chamizo.
Que me masturbe con ídolos atractivos de TV.
Que pregunte por su renta y no su altruismo.
Que estudie a Franco pero no a Labordeta.
Que respete la opinión ajena y estúpida.
Que distinga su raza pero no su dinero.
Que diga "te quiero" sin entenderlo.
Que ame al torero y su vergüenza.
Que dé mucha prole e ingresos.
Que nunca llegue a ser algo.
Que empiece a ser nadie. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario